Calatayud es mudéjar: un destino imperdible

Calatayud es un destino imperdible para todos los amantes del arte y la historia. Esta villa fue testigo y protagonista del Aragón árabe y de La Reconquista. Es por eso que conserva joyas que descubre ante los ojos de sus visitantes. Reserve ya su estancia en el Hotel Monasterio Benedictino y disfrute, Calatayud es mudéjar. No se lo piensen dos veces y visiten Calatayud, un espacio para la calma y el disfrute del arte mudéjar.

Colegiata de Santa María la Mayor, Calatayud es mudéjar

Calatayud es mudéjar - Colegiata de Santa María la Mayor

Las obras para la edificación de Santa María la Mayor comenzaron en 1120 sobre la planta inicialmente ocupada por la mezquita de Calatayud. En 2001 se declaró patrimonio de la humanidad por la UNESCO. El elemento que acapara todas las miradas es la torre de planta octogonal de la Colegiata, de 70m de altura. Se trata de uno de los elementos más representativos del mudéjar aragonés y presenta un chapitel de pizarra de 1770, los cuerpos de las campanas están fechados en el S.XV  y el S.XVII. El ábside y las decoraciones en yeso de las bóvedas también son mudéjares.  Y es que, Calatayud es mudéjar.

Para todos los curiosos que decidan visitar la Colegiata de Santa María la Mayor. Este impresionante conjunto arquitectónico guarda los restos mortales de Pedro Cerbuna, fundador de la Universidad de Zaragoza en el año 1542 y fallecido en Calatayud en 1597.

Iglesia de San Andrés, Calatayud es mudéjar

Calatayud es mudéjar - Iglesia de San Andrés

La Iglesia de San Andrés reitera el hecho de que Calatayud es mudéjar. Se trata de una de las pocas iglesias mudéjares con tres naves. Como no podría ser de otra manera, presenta una imponente torre mudéjar octogonal con tres cuerpos de altura y rematada en un capitel añadido posteriormente y de estilo barroco. La pila bautismal se encuentra en el primer cuerpo y el segundo cuenta con un espacio reservado al cuerpo de campanas.

El exterior de la torre de San Andrés presenta todo un catálogo de arte mudéjar. Se encuentra ricamente decorada siguiendo los preceptos del mudéjar. El visitante podrá contemplar los dibujos intrincados de ladrillos salientes. Rombos, cruces y esquinillas harán las delicias de todo amante del mudéjar. Y es que Calatayud es mudéjar.

Luz de Led, repongan fuerzas en su visita a Calatayud

Calatayud es mudéjar - disfrute de una buena comida en el Restaurante Luz de Led

El restaurante Luz de Led les ofrece una fantástica opción para disfrutar de Calatayud al borde de los fogones. Disfruten de un merecido descanso después de visitar las joyas del mudéjar calagurritano. El restaurante Luz de Led ofrece menús de temporada con productos totalmente naturales y una amplia carta de vinos. Además, desde Luz de Led le ofrecen la oportunidad de disfrutar de menús personalizados para sus eventos y cuentan con carta de alérgenos para que no tengan que preocuparse de nada. Calatayud es mudéjar y la restauración también es un arte.

Hotel Monasterio Benedictino, el merecido descanso

Calatayud es mudéjar - Disfrute de un merecido descanso en el Hotel Monasterio Benedictino

Les recomendamos que planeen su escapada a Calatayud como un viaje de placer. Es por ello que les ofrecemos reservar su estancia en el Hotel Monasterio Benedictino, un lugar perfecto para el descanso en pareja o en familia. Les ofrecemos una experiencia de relax perfecta para un fin de semana perfecto. El Hotel Monasterio Benedictino se encuentra en el corazón de la Calatayud mudéjar y a un paso del Monasterio de Piedra.